AMORES Y DESAMORES

En este libro de poesías, John H. Coconut nos cuenta un momento de su vida, cuyo instante es la incertidumbre dentro de la verdad, como una semilla que brota con poca luz y menos agua.

Mucha gente aguanta los sentimientos menos placenteros con humor, pero aquí hay una certeza; exponer los avatares de una forma artística.

Eso salva de caer en la desdicha y en el desdén absoluto, porque el corazón es precioso y puede doler y ser golpeado, o al contario puede amar como nunca.

En los siguientes escritos, gozará el lector de más desamores que amores y más surrealismo que desamores.

 Barcelona 2014



Amor en la lluvia

En medio de una noche,
una noche lluviosa,
hacemos el amor.
El amor está saliendo
por cada gota
de nuestro sudor,
y entra por la ventana
entreabierta,
como la lluvia.

Esa lluvia frágil,
frágil como el sentir,
pero apoderada
de larga pasión,
y eternas lágrimas
de unión entre nosotros.

Lágrimas.
Que caen del cielo,
como la lluvia,
lluvia vibrante de amor,
amor en cada lágrima,
lágrima en cada palabra.
En el oído,
Sincera.
Pura y dulce.


Aquel

Me entristezco.
Consigo desdén, aislamiento.
Solo para mí, para mi arte.
Alguna miga de pan seco.
Ayer, magnifica hacienda
de corazones solitarios.
Y hoy una pequeña limosna
para comprar una montaña.
Y ahora pensando pienso,
que no exagero.

Seguiré a por todas.
Solo o con algún loco,
un loco como aquellas noches
que se aprovecha todo.
Hasta la última gota de perfume.
Hasta la última nota de un piano,
helado y desecho al mismo tiempo.
Hasta el amanecer y la lluvia,
en planos hechos por la realidad,
de esos momentos apasionados,
por el cual lucha un auténtico ser
que ama el universo.

En una copa de agua caliente,
aromatizada con el mejor de los tés,
podré conseguir perdonarme
sin creer que ya me he perdonado.
I creyendo así,
podré alcanzar las metas musicales
del amor, el color, el vivir
y el seguir siendo el mismo.
Aquel al que siempre se le recordará
como él, solo él, él mismo.


Basta

En una habitación,
un cigarro se consume.
Se consume como yo,
en este día.
Un solo momento,
y poco a poco lo escribo,
ansioso de obtener placer.
Mi mente trata de encontrar
el equilibrio,
pero está seca.
En un día como hoy,
cuesta mantener la compostura…
Triste y solo,
loco y cansado,
cansado,
cansado de una misma cosa,
falta de amor,
amor,
amor de mujer.

Basta.  
Deja de llorar.
No.
No hay hundimiento posible,
no hay nada más.
Solo salir a la luz.
Porque antes de la luz,
está la oscuridad.
Salir a la luz,
luz de amor.


Cada cosa

El dolor se va
como un rayo de luz,
que apaga la oscuridad,
anunciando un grito de libertad.
Unas palmadas de desahogo,
soltar la vida al paraíso,
cantar y devolver al viento
su brisa.

Un camino de belleza extrema,
el color del auténtico sentido
de la existencia.
Un clamor a la verdad
del amor al universo.

En cada gota de lluvia,
cada murmullo en la selva,
cada risa de unos enamorados,
cada paso de un baile,
cada pluma de un pájaro,
cada sabor de un bocado delicioso,
cada caminar de un soldado
que busca la paz.


Conseguido

Tengo nostalgia
de algo que no ha sucedido,
pero el corazón
no lo tengo destrozado.
He pensado en mí.
En el pasado.
Y lo que no me interesa,
lo he borrado.
El único camino,
es el futuro prestado
por un dios griego,
que el poder me ha dado.
Creyendo en todo lo que soy,
sabiendo a donde voy,
aprendiendo la verdad
del triunfo de mi arte.

Suelo preguntarme un poco
hasta donde he llegado.
Mis preguntas van cogidas
por la pasión de la mano,
pasión que busco,
y quiero que se me dé al nado,
al nado de la vida ganada
por la música y el canto,
y saber que es cuestionar
el tiempo que me ha mojado,
objetivo en vida,
para haber llegado.


Desembarco

Rarezas de un día normal.
Suavidades de un día raro.
Eh aquí la mañana, son las diez.
Café con leche,
cruasán de chocolate,
con azúcar glas por encima.
Un cigarrito, una cagada.
La ducha me espera.
Caliente lluvia.

Los ruidos de la casa parecen sombras,
Los ruidos de la casa asustan a la gente.
¿Qué pasa por la casa?
Una película, cuyo contenido,
es desastroso.
Veo acertadamente.
Digno de un aplauso.
I digo, otro día más yendo al trabajo.
Es aquel día, el día “D”.
Desembarco en tocacojones…
Tócate los cojones.
Un, dos, tres.


Desespero

Me he levantado hoy,
con los mismos pensamientos de ayer.
Con la misma actitud que mañana.
Tengo en la mente la decisión de ser quien yo quiera.
Tengo un sueño de convertirme en uno de los grandes.
La vida está llena de pruebas.
La vida está llena de esperas.
El tiempo es un reloj con la hora prevista.
La vida es un único deseo,
una dirección.

Al final solo es preparar el terreno.
Los dados se lanzaron ya.
Al final es un desespero inminente,
el camino está escrito por mí.
Al final acabaré triunfando,
porqué ya estoy triunfando.

En esta realidad existe la mía sin complicaciones.
¿Por qué sufres, sabiendo que lo vas a alcanzar?
¿Por qué se te va una lágrima si sale algo mal?
Llevo encima el deber
de ser quien tengo que ser,
llevo encima la conquista
de esta vida, entre la pasada y la que viene,
o a lo mejor solo es esta,
y por eso pienso en que este,
es el único camino.


El camino cuántico

La lámpara ocupa mucho espacio,
vamos a moverla de sitio.
No deja pasar el aire.
Es cierto, podemos moverla
hasta que encaje.
Entonces se quedará para siempre
en el sitio,
alumbrando adecuadamente.
Levántate a las tres de la mañana,
echa un trago de leche en polvo,
que con la saliva conseguirás
la mezcla perfecta.
Esto es así,
viajamos por todo el universo,
tenemos que ver
como caer en buenas manos.

Lo bueno tiene críticas,
lo malo es malo, fatal,
y atrae la inmundicia de uno mismo.
Yo busco la pureza
por encima de todo,
la bondad es el camino,
un camino espiritual,
un hombre de paz,
Porque el mal se puede ir
a tomar por el culo.
Por eso digo adelante,
eso vencerá hasta el número cero,
hasta el número diez, hasta el número cien,
hasta el número pi, hasta la raíz cuadrada,
hasta la resta, hasta la suma,
hasta los periplos cuánticos, física.
La ley del autoaprendizaje.

Ah, los dioses que nos hacen fuertes,
para morir en paz,
y vivir hasta siempre.
Volverán las oscuras ciruelas
a comerse dulces al paladar,
solo un pazguato cree que la ciruela
sirve para que nazca otra ciruela.
Pero aquel mismo, se dará cuenta
que es la alimentación,
para cagar sano.
Desvarío por el placer.
Cago sin preocuparme.


El cuerpo

Un té me espera.
Un inquietante momento
cae sobre mi sombra.
Me recupera el aliento
cuando me escucho.
Pero a la escucha,
hay miembros de cuerpos,
saliendo de las cavernas,
bajo mi sombra.

El objeto que da la luz.
El color negro del resplandor,
de las ideas.
Son conceptos
no más abstractos
que un día de pesca.
Pescadores en la mar eterna.
Profundidad de la palabra.
Texto infinito.
Del cual vivo.
Se puede asentir con la cabeza,
pero la mano fría por el cierzo,
no descansa.
Gestos sin cordeles
que aguanten la madera,
del cuerpo extraterrestre.


El delirio

Una buena noche oscura,
las estrellas blancas.
La luna plateada.
El desierto frio.
De día, el desierto esta caluroso.
La brisa,
parece el aliento de un enfermo,
enfermo de gripe,
el griposo mental
del desamor.
Desamor.

Por eso propongo…
Libérate de tu esclavitud mental.
Como decía Bob,
tu eres el único que puede hacerlo.
Sobre todo,
porque subconscientemente,
dominas el consciente,
y conscientemente,
dominas el inconsciente,
pero aparte de esto,
la magia continua.

Cabalgando como una bestia salvaje,
luchando contra la faz del mundo,
luchando para sobrevivir,
luchando para caer en la victoria,
siempre en positivo.
Es la clave de esta vida,
en el amor.
En el desamor podemos caer,
y morir,
morir de pena,
maldita e insignificante,
llena de odio,
llena de parálisis
que hace que las neuronas
caigan como moscas.
Como una fruta mordida,
mordida por los dientes sátiros
del payaso, que escogió ser payaso,
para reír de su tristeza.


El encuentro

Por la ventana veo la brisa fresca.
El verano ha hecho maravillas,
en aquel tiempo tranquilamente nervioso.

El sol abunda y nos envuelve,
con los tonos naranjas del atardecer,
que impactan en nuestros corazones,
reflejando una vida llena de amor.

El color nos muestra la sombra,
y nos hace imaginar
lo que nos hace ser.

Somos nosotros, los mismos,
que en la noche, respiramos
con la nota justa.
El sonido cálido de un despertar.
El encuentro.


El mismo río

Estoy enamorado de ti.
¿Lo sabes?
Si, lo sé, la verdad es que…
Cuando lo leí me quedé alucinando,
fue algo muy especial.
Si, para mí también.
Lo escribí con el corazón.
Se nota,
se nota que eres uno de los grandes.
Si, gracias eres un encanto.
estoy enamorado de ti,
adelante, dime lo que sea,
entonces diré…
Me gustaría conocerte.
Muy bien,
entonces podemos seguir hablando,
conocernos mejor,
porque ambos o queremos.
Y si, así está bien,
algunas canciones hacen referencia
a un futuro,
algunos de los sueños son…
y tratan…
porque podemos soñar
con el futuro.
Es el objetivo,
los sueños conscientes, vida,
naturalismo y humanismo total.
Por la noche… inconscientes…
Cuando la mente descansa,
y se adhiere al vacio del pensamiento
los tres puentes…
van al mismo camino,
los subconscientes…
aguantan todo,
y cruzan por el mismo rio,
son los mismos que atraviesan
nuestros corazones,
los mismos que atraviesan
nuestra verdad, para una vida mejor,
Veo el vaso medio lleno,
por no decir lleno del todo,
Bien, vamos a vivir siempre unidos,
por el gran grito.


El pájaro

Luces en la calle.
De noche, tranquila noche.
Ya pasó la luz, y ahora,
amanecemos sigilosos.

En la noche, cálida noche.
Aquel amor sentido de mil maneras.
Maneras que despiertan
el alma, el alma infinita.

Es tarde para deshacer la magia,
es decir, es hora de seguir,
seguir volando,
como la pluma del pájaro,
que nunca descansa y sigue,
sigue con el valor de la convicción.

Porque ese es su camino…
La magia de la vida.
El arte.


El perro

¿Raro eres?
Raro serás.
Pero encuentra
el punto medio.
La diana es grande,
y el perro ya no ladra,
pero ahora,
oye música.
Y en su planeta hay mucha.

La humanidad cae ante él.
Cae alzándose.
Hechizados de placer.
El perro,
siempre será único,
pero raro.

El cartero viene,
y llama una vez,
viene otro día, y no llama.
Pero un perro ladra,
y el cartero sigue corriendo,
la carta no se entrega.

El perro era de otro planeta.
Un planeta,
donde no hay cartas que entregar.


El salto

Salto por encima de mí.
Llego al stop, pienso.
Me lleno la boca de gritos.
Saco de ella murmullos,
me echo a dormir,
pensando, en susurros.

Me levanto excitado.
En un estado
tranquilamente nervioso.
Otro día más,
otro poeta nace en el globo,
nadie morirá si esto quiere.

Salto por encima de mí mismo,
unas flores en invierno,
una duda en la casa de al lado.
Salto por encima de mí,
muerte si haber nacido,
solo un camino.


El valor

Me deslizo entre esas notas,
que me empujan con su belleza.
Una fuerza pura que puede
mostrarme el camino,
en este tiempo harto de la falsedad,
harto de la falta de bondad,
un árbol natural, me alimenta,
natural como su fruto,
el sabor que me invade.

Mi espíritu está siendo salvado
por poderes ocultos en las islas,
islas que siempre me maravillan,
enteramente me nutren.
Sutil veo el volcán,
la lava,
esa lava caliente e intensa,
de la magnitud del canto
a la libertad,
brota y se evapora,
lloviendo como una fuente
de amapolas verdes, y palmeras.

La búsqueda obsesiva
cae en su lugar,
se levanta el despertar
de una sociedad solemne,
llena de pasión,
sabia inocencia.
Respeto al criterio eterno
del natural alzamiento,
de los estados mentales más bellos
que un ser humano puede obtener,
donde puede envejecer con ello,
con el valor por lo grande,
lo mágico y dulce.
Lo pequeño.
Tropicalismo del ser interior.


El viento

Muy amargo parece
el viento que mueve
las hojas,
pero intentemos abrir
los pétalos,
y esparcir el polen.

La abeja murió,
el pájaro se quedó sin alas,
pero las semillas,
tienen que caer
en tierra fértil,
y asentir a vivir.

Vivir sin leyes
o solo con una,
la excepción,
la realidad de uno mismo,
el viento,
que empuja desde el colosal espacio.
El espacio interestelar.


Ella

Buscar en la cloaca se acabó.
El pie sin zapato tiene
que tocar el asfalto,
que la mente persigue
y con pintura amarilla,
como el miedo,
pinta la dirección de la senda.

Ella sabe concretar
el mágico y prieto corazón,
porque el miedo no es
como él se cree, tan terrorífico…
Levántate,
camina, baila,
ama esta vida que tu admiras,
y de la que a veces duele.
Como el amor
el amor hacia ella,
ella,
es en fin…
Ella


Ella se fue para siempre

Que sientes tú cuando me sientes,
sintiéndote.
Que te llena de calor,
cuáles son esas palabras.
Que es aquello que suena en la brisa,
natural
Como lo que se, porqué sólo es eso,
lo sé.

Que quieres cuando te parece
que estoy aquí.
Que amas si yo te cuento,
algo sencillo.
Que buscas sabiendo que ahora hay
algo por saber.
Como tu belleza sabrosa, que buena,
que fina.
Porque eso es lo que se.

 Que pasa cuando vives el momento.
junto a mí.
Que crees que creo,
si creo en ti.
Que digo si no pienso,
en nada más.
Como lo que se, porqué sólo es eso,
lo sé.

Que digo amor, que el corazón
Decida.
Que hago, nada más
que seguir el mío.
Que quiero, no lo sé, donde iremos
a parar.
Como tu belleza sabrosa, que pura,
que rica.
Porque eso es lo que se. 


En el espejo

¿Estás solo?
¿Sientes esto?
No me hagas reír.
Piénsatelo dos veces
antes de vomitar
tu criminal engaño.

Sólo siente la vida,
ella se hará contigo
como una venus en el espejo.
Como un saxofón,
en una película para adultos.
Llena de humo oloroso,
dulce, dulce clamor,
sutil como la picadura
de una avispa,
que deja su aguijón.
Y muere.

Muere pues para volver a nacer.
Eres grande.
Eres solo tú.
Poco para muchos.
Mucho para todos.


Está dentro de ti

En la montaña oscura,
amanece pronto.
En aquellas tierras áridas,
propone la vida
con el destino,
desfigurado.
Una bandera
sin color alguno.

Ella es de una pureza
Inimaginable.
El cielo cae,
solo se teme eso.
Pero el dolor es inaguantable.
La soledad…
Solo como un perro,
en el bosque,
que no come hierba.
un perro carnívoro.
Deshecho de la humanidad,
un pensamiento único,
un pensamiento veloz.

Creo que no me lo creo.
Creo que no me creo nada,
nada de nada.
Pero sigue aquí,
caminando entre las sombras.
Despertando por la noche,
con sudores fríos,
y con un brutal esperpento
de emociones.
La emoción más eficaz,
es más fuerte con la pureza.
¿He dicho ya pureza?

Pues quería decir quizá curación.
Curación angustiosamente rica.
Rica en pensamientos útiles.
¿Qué es la eternidad?
Puedes hacerte mucho daño pensando.
La verdad es encontrar
la manera de solucionar
tu propio problema,
eh aquí el torbellino…
El torbellino del camino eterno,
está dentro de ti. 


Hay lugares

Búscate cada día.
Busca la libertad.
El amor hacia todo.
El amor es el camino.

Un paseo por la costa.
El sol se esconde.
Hay lugares en el mundo,
donde aún hay lo que buscas.
Ve hacia allí,
está más cerca de lo que crees.

Dentro de ti,
una parte.
A fuera,
lo sabrás.

Yo lo sé,
Y cada momento, me nutro de ello.
De ello.
Por ello,
y con ello.


Hombre libre

Un recorrido
por esa jungla espesa.
Un caminar por el sollozo del amor.
No lloro, me falta valor.
Lo sencillo es el llanto,
no esconder nada.

Un loro en un árbol.
Rojo, verde, azul, amarillo.
La hoja habla su idioma,
porque el agua cae por ella,
y se filtra en la tierra,
Penetrando en el subsuelo.
Nacimiento
de todo cuanto hay,
que se alza con la fuerza
del hombre libre.
Pero no tengo palabras
para describir lo que siento,
en este momento.

Pero la música hace
que mi corazón explote,
exprimiendo el miedo,
ejecutando el despegue
hacia mundos puros,
Llenos de preciosidades,
preciosidades
que emanan libertad,
que se quiebran en millones
de granos de arena,
en la playa de nuestros corazones.


Hoy

¿Dónde estás?
Puta vida esta…
Voy a llegar hasta el final,
porque si no,
no hubiera empezado.
El camino es duro.
Las mentes sucias corroen otras,
si les dejas.

Pero somos más fuertes,
somos guerreros de la incertidumbre.
Pero sabemos a lo que vamos,
porque los dados están tirados,
Improvisa.
Solo disfruta e improvisa.

Cariño…
Venceremos,
y viviremos por la eternidad.
De la eternidad,
de la eternidad…
Eternidad.


La cordura

Avísame cuando me realce.
Avísame cuando mamemos,
del mismo pecho,
el pezón hidratado de las Artes.
La belleza, auténtica,
que se irrita si se cae de culo.

Ella siente clara su venganza,
poder es poder,
el qué hacer,
el qué hacer, es el triunfo
de esas noches náufragas,
antes de perder la cordura
del deseo,
pero si eso falla,
no pierdas la cabeza,
se tú mismo, y mañana,
será tu día.


La luciérnaga

Cuanta luz me enfoca…
Hace que cierre los ojos.
Hace que me acaricie
el cabello,
y que piense que hoy,
es al gran día.
Porqué el cabello suda,
y cuanto más sucio está,
con más etilo queda,
mas arreglado parece
en combinación,
el todo, junto.

El cabello oscuro, negro, potente,
liso como una cuchilla de afeitar,
seguro de sí mismo,
peinando el pelo de la barba,
dejando un bigote rizado.
Porque las cosas de palacio,
van despacio.
Como aquel que dice,
estamos hablando
del autoconocimiento,
gozo de creer quién es aquel
que osa desperdiciar
el sueño eterno,
los sueños mágicos.

Aquella bestia inmunda
que no prepara el ungüento,
para satisfacer la curiosidad
de un día soleado.
Mucha luz, la gran encrucijada,
perseguir la senda,
perseguir el amor.
En eso consiste todo.
La misión…
Pues demos gracias
al seguir vivos,
pero aquellos que corren
a tocar la melodía del suicidio,
llega su fin,
llega su destino,
¿O a ellos los habrán cambiado?
¿Quién lo sabe?
Gracias a vosotros,
esto es el fin del principio.
Entre todos lo averiguaremos,
porque es la carrera
de cada pensamiento.
O de la muerte en vida.
O de la muerte en muerte.
O del sentimiento apagado
de la luciérnaga,
que queda sin luz,
pero muere
habiendo iluminado el planeta,
y mas allá…

La luciérnaga es bella,
porqué alumbra,
así tiene que ser el ser humano.

S i empiezas ve hasta el final,
si no, no empieces jamás.


La sombra de metal

En una calle
Pasan flotando los pensamientos,
pasan agudos sistemas eléctricos,
luces rotas.
Gracias a las luces,
hay la sombra.
Todos tenemos sombra.
El objeto predomina.
Predomina y predetermina.
La función de todo conocimiento.

Un momento vulgar,
es cautivar la situación
en forma de valla.
Dentro nuestro,
una valla que puede destruirse,
porque vivimos a kilómetros
de nosotros mismos,
somos capaces de vencer el miedo.
Un miedo sutil
que nos persigue,
devoto del ego
parcialmente conocido como:
                                                - oye, eres muy bueno
                                                - eres mejor que ese, o peor que aquel

Pero ante mí,
se abre una puerta,
una puerta
de un extraño color,
porque la vida es corta,
y el mundo es pequeño,
la mediocridad es alevosía.
¿Quién es el mediocre?
El ego,
tú, tú y tu…él…

Un esqueleto sin calcio son…
¿Un megalómano soy?
¿Oscuridad?
¿Luz?
Una sombra de metal.
Brillante metal.


La verdad

La verdad
corre por mi espíritu.
Como la locura
de no ser entendido.

La verdad es que
soy un loco que sabe muy bien
lo que es.

Un verdadero loco.

La verdad,
a menudo, es la locura,
y ella viaja
como la sangre,
por nuestros corazones.


Loco

A mí el sentido.
El sentimiento
de los días de los pesares.
Un problema que entra,
pero saldrá,
porque sueño, yo no estoy loco…
                                                  -eso decía Léolo.

Una incertidumbre tienes…
Más valiese que te apoderaras
de ella y la molieses,
sacando la harina del rico pan
de las tres de la mañana.

Refiérete a ti,
asaltante de espíritus
del buen hacer.
Del mal que corroe.
Aquel mal que no te salvará,
si en ti no encuentras
la cura de la vergüenza.

En ti es la cura.
En ti es el día.
La noche.
El dulce amanecer
de la sonrisa perfecta.
Respuesta imperfecta…
Que así sea…
Será perfecta cuando la necesites.


Muere por ti

Se pueden perder
mil batallas,
pero la vida recurre
a la bomba nuclear,
exterminando toda mentira.
Desde atrás de las filas,
mandan al frente.
Mueren.
Ellos dirán que mueras.
Muere por ti.
La mente es sutil,
pero recurre a la gran
Incertidumbre.
Ella carece de verdad,
de mentira,
de coraje,
de cobardía.

Sólo con un sueño,
puedes despertar,
y él te hará eternamente suave,
suave papel reciclado.
Con mil vidas,
como un gato que quiere su caja
de arena impecable,
porque es salvaje
cual pantera.
La única patria es
el musculo más sano,
está muy cerca,
más cerca de lo que crees,
todos tenemos uno.


Paciencia

Gritos de escenificados
puntapiés en el descanso
del segundo round.
Queda mucha lucha,
pero hoy,
descansa tu dolor
unos días.

Unos días de moratones
en el costado izquierdo de la espalda.
En las costillas,
la sangre brota
como la imaginación.
Ella sabe…
Paciencia,
paciencia.


Sal en el agua

Como un vaso de agua medio vacío.
Hoy lo veo así.
                        -siempre lo veo a rebosar…

Hoy lo veo así.
Medio vacío.
Tensión en el líquido.
Sal.
Sal en el agua,
sal en la herida,
sal en los ojos que lloran,
por la soledad.

Ella no sabe que existo.
Ahora caigo por un túnel,
hacia arriba.
Vertical
como un esófago,
tragando saliva salada,
agua de mar…
Hay sed,
pero es el agua
que no se puede beber.


Su amor

La espero,
porqué la he descubierto.
Los días pasan sin más.
La frustración
me llena los pulmones
de un aire que pesa.
¿Respiro entrecortado?
¿O es mi corazón, que bombea así?

Los rayos de luz
me recuerdan a ella,
todo sin ella,
me recuerda a ella,
todo con ella,
parece grandioso,
mas no puedo bailar de felicidad,
                                                      -aun…

Estoy solo.
Sólo estoy un poco impaciente,
para obtener el principio
de la respuesta.
El principio
de una vida de plenitud.
Encontrarla,
es todo en lo que pienso.


Sufrir

Me cuesta escribir sobre el amor.
El desamor es más pesado.
Es como el aceite con agua,
Tardará en subir, pero subirá,
y subirá.

El amor es agua pura,
que alimenta
y quita la sed,
llena el alma de minerales,
minerales del afán de vida.

Sufrir desamor,
es sufrir con desventaja,
atrapado en un sin fin
de dolores en el cuerpo,
como un virus,
que se extiende
ante los ojos,
del solitario soñador.


Sufro, luego existo

Un pensamiento brutal.
Un despertar
bajo la tierra.
El núcleo de la faz del mundo.

Me alejo de ti,
me desespero.
Por ti lucho…
¿Lucho para nada?
Caigo en un desván
lleno de trastos inútiles.

Quiero lo mejor,
o todo o nada.


Tiempo

Sólo es tiempo.
Tiempo es acción
y espera.
Espera del nacimiento
del fruto,
que  ya nació hace rato,
como el futuro.

Paciencia es ciencia.
Su madre,
ya preñada
por el futuro hijo,
con el tormento innato,
para crear y autodestruirse.

Aunque sea en un punto.
Yo creo.
Yo sufro.
Yo existo.
Tiempo.


Tu mal

En la guerra.
En el interior no hay lucha
sin perder la cabeza.,
No hay cabeza sin perder la lucha
pero alcémonos,
como flechas hacia el sol
rodeados por energía vital.

La vida puede ser un largo sendero,
en soledad.
Clara sabiduría,
que el solitario
Pierde entre lagunas,
en el mismísimo bosque
de su corazón.
Chapoteando en el agua
entre ancianos,
que en unos segundos
te despojaran,
de tu mal más sincero.

La equivocación
es la siguiente respuesta,
como una estación de tren,
que suspendida en el aire,
goza de ir a la velocidad de la luz.


Tú y yo

Se abrirá ante mí una puerta
hacia la vida.

Una nueva vida
hacia el amanecer.

Una amanecer
hacia el amor.

Un amor
hacia dos corazones.

Un corazón
hacia nosotros.

Hacia nosotros
una realidad.

Una realidad compartida,
compartida contigo.

El amor entre nosotros,
es amor.

Nosotros somos amor.
El amor, somos tú y yo.



 AMORES Y DESAMORES - 2014