EXPERIMENTOS NOBLES Y NO TAN NOBLES

Este es un libro de planteamientos existenciales. De situaciones mortales y de motivaciones inmortales.

Dedicado al inconformista, es un escrito de poesía soez pero llena de inocencia y sutilmente escatológica pero íntimamente bondadosa cual eructo con aroma a chorizo picante…

Estos escritos son para darse cuenta que el ser humano se equivoca y que cada persona es diferente a la anterior y a la posterior, y que cada cual es más estúpido que sí mismo, y que al vivir en sociedad, (una sociedad podrida y mísera, pero encantadora, mística y artística, perturbadora y equívoca, también solitaria y voraz e incompetentemente farandulera y prepotente)…ciega a cualquiera.
  

Barcelona 2015



Colores en la niebla

Colores en la niebla.
Pensamientos melancólicos
que duran una eternidad.
Yo me esfuerzo
para no desvelar el truco del alma.
Como la cigüeña loca
por engendrar un mutante
mitad humano
mitad vagabundo.

Aromas a flores de cerezo,
que caen
por la herida abierta
producida por el suicidio.
Suicidio temprano,
y el sentimiento precoz
de querer ser invisible.


Dolor, deseo

Si llueve
cerraré las persianas.
Entrará la oscuridad
y las gotas rebotarán
esculpiendo
en el fondo del abismo
gritos de dolor.

El grito se enfrentará
así mismo
y jugará a ser dios.
Las gotas se evaporarán
y volverán a caer desde el cielo,
un cielo de miles de años
de antigüedad,
como la filosofía
de los hombres libres.

¿libres de deseos o libres d dolor?
Deseo puro de infame dolor.
Deseo del placer.
Dolor nominado
por la caridad existencial…

Compadecerse de uno mismo
es imprudencia,
cual caminante
insatisfecho
por perder siempre
a las cartas,
para tomar un vaso de vodka
al despertar,
sin que salga el sol.


Dos mitades

Una substancia marrón
sale de mi culo…
por las mañanas
tengo dos anos,
cago dos mojones
y tengo el cerebro
partido en cuatro.

Me levanto hecho polvo,
como inquieto y somnoliento
pero salvajemente colocado,
me levanto arrepentido,
arrepentido de querer
acabar con la humanidad
de una vez por todas.

Por las mañanas
despierto de repente
con el segundo café,
de una cafetera
de enormes dimensiones
y con el tercer cigarrillo…
ochenta caladas van.

La parte final es la mejor,
me quita el mono, jodido
cual caracol en sal,
me lo quita de forma soez,
entrando en mí la nicotina
bajo presión…
que son las dos mitades
de mi mente,
una más desquiciada que la otra,
por las mañanas…



El augurio

Los pájaros cagan
desde una altura muy alta,
si no llevas sombrero
dejarán en tu pelo árido,
la blanquecina mierda
racista, indómita e irracional.

El sombrero que da el estilo
del cine negro de los cuarenta,
audaz,
violento,
con tembleque
soez, por los disparos de los piojos.

Un caracol demasiado rápido
para ser un baboso ser
y demasiado lento
cual condón usado
demasiado pringoso
para devorar el látex
aun con sabor a menta fresca.
Como el vendedor de clínex
al que nadie compra nada,
ni un triste paquete,
diciendo…
… no tengo suelto.

Mataré al tipo.
porque le gritó
soltando un ladrido,
asustándome,
y sacándome de mi.



El cielo azul

Roto.
Roto como un cubo de Rubik.
Roto como el culo.
Partido en dos.
Roto cual diamante que cae al suelo
y se hace añicos.
Cristal de aguardiente.
Pervivo para soñar.
Como decía aquel…
…nunca he visto un ser salvaje compadecerse de si mismo.

Persigo el solemne sol que alumbra
todo cuanto se interpone en su camino,
quemando así los malos pensamientos.
Pues sí.
Saldrá el bondadoso placer
que todos emanamos
cuando nacemos,
sí… cual precipicio de caída eterna,
así es la vida para muchos,
pero yo prefiero decir
que es un cielo azul
listo para ser explorado.


El consorcio de los complots

Me hacen complot.
Lo sé, lo admito,
y lo presiento,
cual morera…
hojas y tallos
que suben por mi pared estomacal.
Broncas hacia mi persona.
Me toman el pelo,
me atacan,
y tientan a mi locura
y la tildan
de estar fuera de lugar.

Tengo que comportarme
y adaptarme,
eso me dice el responsable del local
que flota cual trozo
de corcho petrificado,
y la otra niña tonta,
estúpida,
tienta también a la suerte,
tienta a esta suerte,
por tanto,
estoy a fuego alto,
quemado y quebrado,
y pienso en mandarlos
a la mierda…
que se joda la niña pija.
Y el capo,
a la mierda

Me destrozan con el complot,
complot a mi intelecto,
el último mono,
soy el eslabón perdido
de la cadena evolutiva,
hundiéndome,
por culpa de ellos,
cual barco de papel,
papel de periódico
pegajoso y sucio.



El derivado de alcohol

Cuando estoy de mala leche,
quiero beber alcohol
hasta partir la cara
a algún payaso
sin nariz.
Con mi ser.

Porque soy honesto.
Un hombre de honor.
Pero por lo visto,
y viendo el resultado,
no queda de eso.
Solo hay niñatos
que se aprovechan de uno,
y le sacan todo el jugo
cerebral.

Me cago en sus calaveras.
Niños tontos.
Hablo de mi trabajo.
He estado en muchos,
y estoy hasta los huevos
del ser humanoide.
Patéticos
seres asmáticos mentales
de almas magulladas
por la incompetencia.
Seres vanidosos
y prepotentes,
faltos de espíritu.
Ellos caerán en saco roto.
Yo seré libre.

Yo mismo.


El ladrido

Un perro ladra.
Puede que haya usado mucho
este sustantivo, pero…
si mato a este maldito perro gruñón
Sus amos llorarán.
Que se jodan.
Nadie perturba mi silencio.
Que se joda el perro.
Que se jodan.
Que se jodan sus amos.
Patéticos seres infames
como su animal,
maleducado e impredecible.

Mataré al perro,
chiquitín y desgraciado,
estúpido ser vivo que merece un castigo
cual delgadez extrema
en un cuerpo de barro,
torso desmembrado,
alma maltrecha…
el perro ahora mueve el rabo,
y lo perdono…
pero no a sus amos.


En el puerto

Me quito las gafas de sol
en el puerto.
Al lado una paloma
pica de la basura.
Yo, sentado escribiendo
poesía portuaria,
poesía de rio,
poesía indomable
para la humanidad.

Yo otra vez,
lejos de la montaña,
cerca de las sirenas
cual espadachín
se adiestra en silencio
con el cuerpo cubierto
por agujeros negros.

Me quito las gafas de sol,
y la claridad del temporal
enciende mis pupilas
hacia la extensa mar eterna,
cual pescador se pierde
entre sus brazos
de olas incontrolables,
cual mago,
regalando oportunidades,
que desaparece del publico
quitándose del medio
con vulgar y magistral descaro.


La conexión

Unos días han pasado.
Y con la conexión
he vivido.
He vivido una dualidad
estremecedora,
realmente inequívoca.
Cuatro paredes salen del planeta
donde el cerebro
no piensa en su más alto nivel…

Si fuera así,
podríamos levitar
literalmente,
cual delfín silva,
silva al pescado
que devorará 
sin contemplaciones.


La degenerada

Una mujer grita.
Suelta su abanico
y se vienta
con gracia casi divina.
Una mujer horrible
se cree la diva del momento.
La reina de corazones
de Alicia en el país
de las putas maravillas.
Ella tiene que cuidar sus modales…
y es tan negativa,
asquerosamente inculta,
mentalmente maloliente
y estúpida,
que se quedará hecha arena
para siempre.
Muerta.
Sin valor.


La hembra de mono

Me encuentro solo.
Pero hay gente ante mí.
Gente que aplaude
sus emociones
como un grillo que muere
por la mordedura
de la amantis religiosa.
Como una hembra de mono
que quiere cocaína
y manipula a distancia
para hacer pagar
las facturas,
caras facturas interestelares
al gusto de cada princesita estúpida…
¿cómo aquellos vicios son tan golosos?
Me basta para despreciar
su mentalidad
de transeúnte aburrido,
de malentendidos eternos,
de pensamientos equívocos.
De juventud perdida
ante las drogas
y la bebida


La ignorancia

Letras del revés.
No descanso por las noches.
No entiendo nada.
¿cómo podré vivir sin enterarme de las respuestas?

Como un poeta que miente,
diciendo verdades,
como un grupo de muñecas
sucias y repelentes.

Demasiado ruido,
demasiada espera,
demasiada falsa nobleza,
demasiado pavor tienen hacia mí,
conversaciones vacías
de la gente corriente,
gente cual falacia,
falacia que retumba
en la mente del científico,
y lenta, adquiere la vehemencia
hacia una única esperanza…
la ignorancia.


La inmundicia o el día oscuro

Inmundicia.
Hace que me siente mal la vida.
Prefiero el amor
y la bondad.
Inmundicia.
Manipulación.
Droga del individuo perdido,
del individuo muerto,
droga del rey hundido
en la miseria
por su pueblo.
Droga del salvador de almas
implacablemente desfiguradas.
Droga.
Inmundicia.
Droga.
Más droga.
Nada.
Cual tu vida propia
en una casa de empeños
llena de polvo,
ácaros impasibles,
impasibles y torturadores.
Amontonados
cual montaña de basura
en un desierto…
ínfimas posibilidades
de sobrevivir sin caer
en la insalubridad,
nada.
Nada.


La pantera

Una silla y un paquete de tabaco.
El vicio retorna con más fuerza cada vez.
Una calada caliente,
una silla incomoda
y un trago dulce como la muerte.
Reserva tus fuerzas
para cuando las necesites de verdad,
porque las necesitarás…
de veras créeme.

Te doy las gracias…
nada de gracias,
dame las buenas noches y vete,
porque necesito un sitio para descansar,
que apenas he vivido,
pero lo que persigo es noble,
noble cual pantera negra,
pantera negra en la jungla,
ella cazará y se alimentara
sin rechistar
ante un jurado
de abogados malnacidos.


Mentes de hollín

Estoy demasiado cabreado
para fingir que aprecio a esta humanidad.
Sólo quiero y amo al arte,
y a los artistas, y,
todo lo demás puede destruirse
con la onda expansiva
de mi pedo mañanero.
Cagando, cagando siempre el respeto
que nunca se me devuelve,
pues estoy harto de cumplir
con los deberes sociales,
porqué se pueden ir a tomar por culo.

Mentes grises,
mentes blancas,
mentes de hollín,
color de noches impuras,
mentes peligrosas,
gritos de ignorancia,
matices de senderos de traición,
no podréis hacerme cambiar de actitud,
yo os maldigo, humanos.


Mi… yo… esto

Mi mente va más allá
que la de esos…. espíritu-retrasados.
Habrá que seguir
pero me aburren.
Me aburre la mayor parte de ellos.
La mayoría
me importan una mierda,
disimular es de cobardes
y es la hostia…
dicen que soy negativo,
¿yo negativo?
por favor…
pobres imbéciles cortos de mente.

Su hervor de menos
es su ventaja
a mi dolor…
basta.
Que les den.


Pasa el tiempo

Pasa el tiempo
y no pasa nada nunca.

Pasa el tiempo
y todo pasó.

Pasa el tiempo
y lo que paso se quebró.

Pasa el tiempo
y pasó de todo y más.

Pasa el tiempo
y juro y perjuro que fue divino.

Pasa el tiempo
y pasó lo que pasó.

Pasa el tiempo
y pasó de todo.

Pasa el tiempo
y paso al siguiente nivel.

Pasa el tiempo
y me doy cuenta que me hago más joven,
pero más viejo.


Pequeños Frankensteins

Soy un artista.
Y digo,
estoy rodeado de idiotas
incapaces de ver más allá
de sus narices
de elefante gordo.
Máquinas de hacer dinero,
derramando cerveza
del baso sin beberla.
Inútiles seres mediocres,
seres infantiles
por cortesía de la casa,
estupideces indómitas,
falsos profetas,
farsantes,
corruptos,
falsos humanos,
pequeños franquensteins,
manipuladores.
Manipuladores de los cojones.


Por la noches

A veces por las noches
me bebería un tanque
de vino blanco.
Agua sucia en mi hígado sano.
Harto de caer
en la calavera del pasado,
me pregunto cuanto aguantaré
la serenidad
que ahora me invade,
que ahora invade mi interior
cual dardo pincha un globo
haciéndole explotar
en una milésima de segundo,
haciendo de él una masa
sanguinolenta
y mal hecha por la saliva
de su interior…

Como cuando estoy solo
por las noches,
atento en desatender
mis mentiras,
mentiras de jugador en paro,
enfermo incurable,
pensador abatido
por las noches,
las mismas noches
en que me atormenta
mi pesar.


Sentidos

Abrillanto un zapato
de ante negro.
Saco a relucir mis pies
que andan en busca
de la soledad,
¿qué sino busco para mi paz interior?

Busco grandeza ecuánime.
Ecualizar y reponer
mis sentidos,
mis sentidos bajo presión,
algunos dañados
hasta tal punto
que acaban por ser raros
e impotentes,
impotentes y sucios,
acaparadores e irreductibles,
impasibles y cabrones,
sentidos aguados
cual garrafón
en una fiesta
del siglo de las luces. 


Si osáis

En un bar
me pongo a escribir,
algo que acontece
en este mismo momento.
Una introducción,
nudo y desenlace.
Todo es contar historias.
Historias frescas
y sutiles
cual melocotón maduro.

¿cómo la mente,
tiene que estar lista
en cualquier momento?

Si osáis petrificar
vuestra mente,
seréis presa
de un pensamiento estéril
y de efímera causa.
Pero si penetráis en la dicha
con la mente abierta y fugaz,
noble y pura,
flotareis
y toda vuestra alma fluirá
hacia la eterna sabiduría.


Volar alto

El reflejo de una imagen
surca al lado mío
con una luz desecada,
colorida pero desecada.
Intento hacerme partícipe
de la imaginación
y consigo un mundo de talento
con gran empeño y trabajo
¿miedo al fracaso?

No.
Miedo a volar alto.
Tan alto
que da vértigo.
Un vértigo alimentado
por el valor de actuar
con el máximo valor.

Miedo a volar alto.
Pero no de caer desde arriba,
sino de persistir
hasta la muerte
cual perro refunfuña
de ser adiestrado
por un patán
con el ego tan perturbado,
que no puede resistir
la tentación
de hacerse con un hueso de pollo
para su mascota.


EXPERIMENTOS NOBLES Y NO TAN NOBLES - 2015